Historia

Can Llobet es una antigua casa pairal catalana que compramos y restauramos en 2005.

Antiguamente, en la casa vivia Gregori Artizà,  Agronomo, maestro y viticultor capmanyenc nacido en 1839, fue el encargado de dirigir el servicio de vigilancia de la Filoxera y autor de varios libros. En la casa se hacían el pan, el aceite, el vino,..y cuando la restauramos pudimos conservar el antiguo horno de pan, la pica del aceite, la tina del vino, entre muchas otras cosas. Posteriormente  Jaume Panareda y  Francisqueta Guardiola, nuestros abuelos, alquilaron la casa y montaron una tienda dónde vendian un poco de todo a la gente del pueblo. Tubieron 3 hijos, uno de ellos es Jesús (uno de los propietarios de Can Llobet) nació en la casa. Finalmente, el año 2003 compramos la casa. Todo esto ha hecho que Can Llobet tenga un valor cultural y sentimental  que queremos compartir con nuestros clientes.  Nos decidimos por hacer turismo rural por que nos gusta el trato con la gente y creemos que la casa aporta el contexto ideal para poder disfrutar de unos dias con amigos o con la familia.

Des de Can Llobet se puede visitar nuestro pueblo, Capmany, un pueblo acojedor situado en els  Àspres d´Empordà, en la sierra de l´Albera, dónde se puede caminar entre viñedos, olivares y monumentos megalíticos, hacer una degustación de vinos en alguna de las bodegas del pueblo o hacer una excursión al Castillo de Requesens.

También estamos muy cerca de Figueres, donde está el museo Dalí, o las playas de Llançà, Cadaquès o Roses, o Besalú i el sud de França. Podríamos decir que la situación de nuestro pueblo nos permite ir a la costa o a la montaña en media horita.

 

Venir a Can Llobet quiere decir disfrutar de una casa, de un pueblo y de su entorno, descansar y relajarse, todo ello acompañado por la familia o los amigos, disfrutar de buenos momentos.